Después de un año de nuevas aventuras, pero también de mucho trabajo y no muchas vacaciones me apetecía un descansito en verano, de esos buenos, de pensar poco, de relajarse y de sol y playa, sobretodo de sol y playa, así que en vez de volver a España donde normalmente las paso, me decidí a ir a Tailandia. 3 días a Bangkok y un poco más de una semana en las playas de Phuket.   Los primeros dos días estuve un Bangkok, que como cualquier ciudad grande del sudeste asiático es un caos, pero a la vez interesante, sobretodo perderse por sus callejuelas,...

Read More